Dragondeluz
El blog ecológico +Verde de américa

WWF España en Jaque

12

El rey Juan Carlos irónicamente compagina su afición a la caza con la presidencia de honor de WWF-Adena, asociación española que defiende la naturaleza. Así lo indica la organización, que forma parte de uno de los mayores grupos ecologistas del planeta, como es WWF (World Wildlife Fund for Nature), en su página web.

La organización, además, permite adoptar a una especie del planeta que esté en peligro, entre las que que se encuentra el elefante. En su lucha “contra los furtivos y mafias que alimentan el comerico ilegal de marfil“, se puede adoptar simbólicamente a un elefante por 39 euros. A cambio,el padrino recibe un peluche que representa a la especie elegida, explica WWF España en su web.

La noticia del accidente del Rey Juan Carlos I de España ha desatado la polémica, luego de que saliera a la luz pública una imagen de éste posando al lado de un elefante al que habría cazado. A las pocas horas de conocerse la noticia, la foto del rey posando con un elefante muerto se propagó por las redes sociales y casi 1 día después se creo una petición de firmas solicitando a WWF España que el rey deje de ser su Presidente de Honor.

Contenido de la petición:

WWF España se compromete a trabajar “por un planeta vivo y su misión es detener la degradación ambiental de la Tierra y construir un futuro en el que el ser humano viva en armonía con la naturaleza:

– Conservando la diversidad biológica mundial 
– Asegurando que el uso de los recursos naturales renovables sea sostenible 
– Promoviendo la reducción de la contaminación y el consumo desmedido”

Actualmente el Presidente de Honor de WWF España es el Rey Juan Carlos I.

El 14 de abril de 2012, el Rey Juan Carlos tuvo que ser intervenido quirúrgicamente debido a un accidente de caza en Botswana. El Rey estaba cazando elefantes. Y no es la primera vez. En las redes sociales se ha hecho pública una fotografía en la que se muestra al Rey orgulloso delante de un elefante muerto, cazado presuntamente por él.

Creemos que estas prácticas son incompatibles con el trabajo y la misión de WWF España. Es por ello que todas las personas que nos hemos adherido a esta petición, pedimos que WWF España sustituya al Rey Juan Carlos I como Presidente de Honor de la organización.

Haz clic aquí para firmar

Ante la contradicción que supone cazar elefantes y presidir honorificamente una asociación que defiende a los animales, mas de 35 mil personas han firmado en apenas 2 días. Ademas de la crueldad que supone matar un animal indefenso solo por placer, los ciudadanos españoles se encuentran sumamente indigandos pues el rey se va a cazar elefantes mientras España se encuentra en una situación verdaderamente crítica, actualmente hay mas de 6 millones de desempleados, situación de crisis económica que a duras penas muchos ciudadanos pueden soportar.

Según parece, matar a un elefante en Rann Safaris, empresa contratada por el monarca para practicar la caza de elefantes, cuesta en torno a 37.000 euros. Ello sin contar gastos de traslado, alojamiento y muchos etcéteras, que algunos medios han valorado en que se podría estar hablando de una cifra muy elevada: entre 70.000 y 100.000 euros. “Realmente” vergonzoso.

En Twitter podía leerse: “La venganza del dios de los elefantes. Ojo por ojo, diente por diente”.

A todas estas la respuesta de WWF España ha sido: “La caza de elefantes en Botsuana no supone ningún cambio en su población“, WWF dice que la caza de elefantes en Botsuana no supone ningún cambio en su población. Aunque los elefantes son tratados como una especie en peligro de extinción para el comercio internacional de animales, los convenios establecen excepciones como la caza deportiva y permiten cuotas anuales en diferentes países.

En Botsuana, el país africano con mayor población de elefantes, el año pasado se dieron permisos para asesinar al 0,3% de la especie: 400 ejemplares. Es la razón por la que WWF no se opone a la caza de “trofeos” en zonas como esta, sobre la que ha llegado a pronunciarse afirmando que dichas prácticas “no suponen ningún cambio en la población del elefante africano de Botsuana”.

Ante el debate de la polémica en las redes sociales, WWF España ha asegurado esta mañana en su cuenta de Twitter que “hará llegar los comentarios” a la casa real y “reitera su compromiso con la conservación de los elefantes”.

Algunos de los que han apoyado la propuesta también han cargado contra WWF por resultarles una hipocresía que hayan nombrado Presidente de Honor al Rey cuando “de sobra es conocido” su gusto “por matar animales o ir a ver asesinar toros en plazas”. “WWF España, se ha lucido, supongo que mucha gente se dará de baja y se apuntará a otras ONG mas serias“-, comentan.

Parece tragicómico, pero en realidad es indignante descubrir en el home del portal de WWF la foto de unos simpáticos elefantitos caminando por la sabana. Muy diferente de la imagen que inundó los medios desde que su majestad se fracturó la cadera en pleno safari. Esa en la que el heredero de la Casa de Borbón sostiene con orgullo su escopeta y detrás aparece un paquidermo abatido.

 

El tema, fronteras afuera, es la hipocresía. También se recuerda algún bochorno. Por ejemplo, cuando mató en Rusia un inofensivo oso de circo (que al parecer estaba dopado) y quisieron hacerlo pasar como una hazaña. ¿Qué hace un hombre que disfruta matando animales en la presidencia de una entidad que encarna todos esos valores que el rey de España desprecia?

 Quedará preguntarse si es que acaso la misma WWF no toma en cuenta sus propias campañas publicitarias….

 

Califica este artículo

Cargando...
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!