Uso de dispositivos IoT para Salvar a las Abejas

Salvar las Abejas es una de las mayores preocupaciones de bilólogos, agricultores y conservacionistas. Esta preocupación se hizo sentir más a apartir de 2006, cuando los apicultores de todo el mundo comenzaron a ver pérdidas drásticas en sus colonias de abejas melíferas. Estas a su vez causaron pérdidas significativas en los cultivos agrícolas que dependen de la polinización de las abejas para sobrevivir.

Ahora conocido como Problema de colapso de colonias, estas pérdidas repentinas ocurren cuando la mayoría de las abejas obreras de una colonia dejan a su reina y muchas reservas de miel y polen.

Sin abejas obreras, las colmenas se extinguen y las repercusiones van mucho más allá de la escasez de miel. Vemos importantes pérdidas agrícolas y los efectos económicos que las acompañan en todo el mundo.

Hay mucho en juego en la crisis de las abejas

Los científicos indica que no hay una sola causa del declive, atribuyéndolo a una combinación de pesticidas, enfermedades, deficiencias nutricionales y la propia apicultura comercial, por lo que es poco probable que haya una solución simple.

Aproximadamente el 75% de nuestro suministro de alimentos depende directamente de la polinización de las abejas melíferas, lo que corresponde a un valor global de cientos de miles de millones de dólares.

La Unión Europea votó a favor de prohibir el uso de pesticidas neonicotinoides en 2018, pero en lugar de un cambio de política global, las soluciones innovadoras de IoT ya han mostrado serias promesas para ayudar a las abejas a sobrevivir.

Uso de dispositivos IoT en la Apicultura

Ser capaz de saber cuándo una colonia está en problemas y actuar rápidamente es imperativo para la apicultura. Tradicionalmente, esto ha significado controles regulares con la colmena, una práctica que viene con cierta intervención en la vida de las abejas.

Pero con las soluciones de IoT que incorporan sensores inalámbricos en la colmena, los apicultores pueden controlar mejor sus colonias en tiempo real y desde la distancia.

Caja Apícola de Precisión

En la Universidad Politécnica de la Sorbona en París, un estudiante desarrolló una caja apícola de precisión que puede tomar lecturas de temperatura, humedad y peso, así como detectar la presencia de una abeja reina.

Con los datos recabados los apicultores pueden tomar medidas para disminuir el consumo de recursos y aumentar la productividad.

Tal vez te interese ver:   Todo lo que necesitas saber sobre los avispones asesinos
Caja apícola de precisión
Caja apícola de precisión

Internet de las Abejas

En Costa Rica, estudiantes universitarios desarrollaron Internet De Las Abejas, un proyecto destinado a controlar los ácaros varroa. Las varroas se adhieren a las abejas, chupan su hemolinfa y propagan las enfermedades que transmiten, lo que representa una gran amenaza para la salud de las abejas melíferas.

Al controlarlos mejor, los apicultores pueden mejorar la calidad de vida de sus colmenas, al tiempo que aumentan la producción de miel y la movilidad del polen.

Este proyecto también tiene por objetico crear una red nacional e internacional de apiarios que puedan compartir datos importantes que ayuden a evitar el descenso de la población de abejas.

Internet de las Abejas

Seguimiento de Abejas en Línea

Otro enfoque, desarrollado por investigadores en Manchester, es el etiquetado de abejas con chips RFID para rastrear sus movimientos. Con los datos de ubicación, los apicultores pueden seguir sus idas y venidas para comprender y predecir mejor su comportamiento.

Los estudiantes de posgrado en Canadá también han estado estudiando el uso de datos de sensores para escuchar colmenas y detectar patrones de comunicación en el zumbido.

Los biólogos están trabajando para comprender mejor el problema de colapso de colonias dado el valor de las abejas melíferas para la economía y el medio ambiente. Monitorear la actividad de las abejas y mejorar los sistemas de monitoreo puede ayudar a abordar el problema.

La estudiante graduada de la Universidad Simon Fraser, Oldooz Pooyanfar, está monitoreando la comunicación entre más de 20.000 abejas alojadas en colmenas en un campo de Cloverdale, buscando pistas sobre su salud.

La tecnología de Pooyanfar está obteniendo detalles de comunicación del sonido dentro de las colmenas con su sistema de monitoreo de colmenas.
La plataforma de monitoreo de Pooyanfar se coloca a lo largo de la pared de la colmena y está equipada con pequeños sensores que contienen micrófonos (y eventualmente, acelómetros) que monitorean el sonido y la vibración. También se registran la temperatura y la humedad.

Su sistema permite la recopilación de datos sobre el sonido dentro de las colmenas y también rastrea cualquier anomalía a la que los apicultores pueden responder de inmediato.

Pooyanfar, quien ha estado trabajando con Worker Bee Honey Company con sede en Chilliwack, cree que una mejor comprensión de los patrones y condiciones diarios, utilizando una red neuronal artificial en la colmena, ayudará a mejorar el manejo de las colonias de abejas.

Los métodos actuales de monitoreo brindan información menos detallada y pueden interrumpir la actividad de las abejas por hasta 24 horas cada vez que se abre la colmena.

Con este sistema de monitoreo, estamos recopilando datos en tiempo real sobre lo que ‘dicen’ las abejas sobre la búsqueda de alimento, si están enjambrando, o si la abeja reina está presente; en este momento estamos recopilando la mayor cantidad de datos posible que señalará lo que realmente están haciendo “.

Tal vez te interese ver:   Los cazadores de miel de Nepal (Fotos)

 

Pooyanfar, Estudiante de posgrado en la Escuela de Ingeniería de Sistemas
Pooyanfar, Estudiante de posgrado en la Escuela de Ingeniería de Sistemas Mecatrónicos de SFU.

Abejas Robots

Pero, sin duda, el mayor revuelo en las dispositivos IoT es el desarrollo de abejas robot o drones de polinización. Los investigadores de la Universidad de Harvard introdujeron las RoboBees en 2013.

robobees

Si bien sus primeras iteraciones se limitaron a volar y flotar, ahora pueden nadar bajo el agua y adherirse a varias superficies. Las abejas robóticas del futuro podrían trabajar en granjas como sus contrapartes naturales, polinizar cultivos y ayudar a compensar las pérdidas de población.

Un RoboBee mide aproximadamente la mitad del tamaño de un clip, pesa menos de una décima parte de un gramo y vuela usando “músculos artificiales” compuestos de materiales que se contraen cuando se aplica un voltaje.

La idea maestra del RoboBee estuvo motivada por la idea de desarrollar microvehículos aéreos autónomos capaces de volar de forma autónoma y autodirigida y de lograr un comportamiento coordinado en grandes grupos.

Para construir RoboBees, los investigadores del Instituto Wyss han desarrollado métodos de fabricación innovadores, las denominadas tecnologías microelectromecánicas emergentes (MEMs) que han ampliado enormemente los límites del diseño robótico actual e Ingenieria.

El potencial de IoT para ayudar a salvar a las abejas

Independientemente de la forma que adopten las soluciones ‘IoBees’, la recopilación y el intercambio de datos nos brindarán una visión profunda de sus vidas.

Los investigadores y los emprendedores de IoT de todo el mundo se están dando cuenta del potencial de usar estos datos, creando soluciones de IoT que se pueden ofrecer comercialmente a los agricultores o instituciones de investigación.

 

Califica este artículo

También te puede gustar

Santos Guerra

CatLover y Activista Ambiental. Me gusta viajar y caminar por el bosque hasta perderme...

Deja una respuesta

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!