Tips para cultivar zanahorias en tu casa con macetas

1

Si tienes un pequeño espacio en tu balcón (yo lo tengo y bien pequeño) y te animas a cultivar algunas hortalizas y plantas, esta puede ser una buena oportunidad de consumir una rica zanahoria sin agroquímicos y hasta se puede convertir en un interesante pasatiempo anti estrés sin salir de casa.

[dopcontainer] Las zanahorias en maceta se pueden sembrar todo el año y crecen sin dificultad, de modo que cultivarlas no hace sino facilitar el placer de tener siempre disponibles sus excelentes cualidades alimenticias. [/dopcontainer]

Preparar el terreno

Las zanahorias en maceta deben estar en una zona bien ventilada y le dé el sol. Pueden estar junto a otras plantas, como la albahaca o la lechuga. Lo importante es que la otra planta no represente una competencia de recursos para nuestra zanahoria.

lechugas con zanahorias

Las zanahorias tienen preferencia por los sustratos ricos, frescos y ligeros, aunque pueden crecer en todo tipo de suelos, excepto el arcilloso, que le resulta demasiado pesado y húmedo.  Debemos asegurarnos que la tierra este menos compacta, así el agua se drena bien y las semillas no se pudren por el exceso de humedad, y pueden crecer.

La siembra

La más fácil es con semillas, y la más difícil es plantar zanahorias directamente en la tierra.

  • Si decidimos usar las semillas, podemos sembrarlas de dos formas: Una es dejándolas una hora remojando en agua limpia para que se hidraten un poco y sea más rápido su germinado, y la otra es dejarlas en la tierra previamente humedecida con una regadera. En ambos casos debemos mantener húmeda la tierra, no demasiado o se pudrirá el cultivo. Las semillas son diminutas, de modo que mezclarlas con un poquito de arena facilita ver dónde y cuánto se siembra. Debe hacerse cada diez centímetros, a lo largo de hileras de uno a dos centímetros de profundidad. Las plantitas se empiezan a ver en 10-15 días.
  • Para sembrarlas directamente de las zanahorias, necesitaremos dejar que a las zanahorias les salgan pequeñas raíces. Para esto deben estar en un clima húmedo y en la oscuridad. Podemos usar a las que les salen raíces en el refrigerador. También podemos poner las zanahorias en un lugar húmedo pero no mojado. Cuando les salgan pelitos, debemos sembrarlas directamente en la tierra.

Dependiendo del nº de zanahorias que plantes, deja al menos de 5 a 7 cms de espacio entre zanahoria.  Labra la tierra finamente rompiendo los terrones y eliminando las piedras que pueda contener, para que las raíces puedan crecer con facilidad y sin deformarse. Asegúrate de no dejar malas hierbas (son una dura competencia para las zanahorias).

El riego

La tierra debe mantenerse fresca, pero no saturada de agua. Es mejor regar con regadera. Con restos de plantas y desechos de la cocina podemos hacer un buen abono orgánico casero libre de pesticidas y tóxicos. Una característica de las zanahorias es que necesitan constantemente la tierra húmeda

La cosecha

Hay que extraer las zanahorias de la tierra cuando apenas hayan alcanzado el tamaño deseado (se pueden consumir muy tiernas, cuando aún son pequeñitas) o el adecuado según la variedad. No hay que dejarlas madurar del todo ya que pierden calidad.

Una característica de las zanahorias es lo lento que crece, así que no te preocupes mucho por el tiempo que tardan en crecer tus zanahorias.

Califica este artículo

Cargando...
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!